Consejos para mantener nuestras habitaciones ordenadas

Aunque la gente al rededor mío, el desorden me estresa. Y mucho. De esto que a veces tengo que hablar con alguien para tranquilizarme antes de ponerme a trabajar.

Mi lucha contra el desorden comienza cuando entro en mi cuarto y…no sé por donde empezar. Veo libros de la biblioteca  en la mesa que ocupan la mitad de la misma pero pienso ¿si no donde los pongo? Si los guardo en la estantería me olvidaré de ellos, en el somier no hay espacio…¿Y los armarios? Que si está demasiado oscuro y no veo nada, que si hay tanta ropa que no puedo apenas sacar nada…y sobretodo, si no tienes cuidado todo se cae de sus perchas. Durante el curso los apuntes se acumulan, se caen al suelo, los pisas con la silla…Y ya ni te cuento si tienes un gato.

Además los cables se enredan unos con otros: el del ordenador se enreda con el el cargador del móvil, el de la lámpara y ese cable que aún tienes enchufado y no sabes si quiera de que es.

Si eres una de esas personas alas que el desorden les puede, espero que estos consejos te sirvan de algo:

  • Márcate un día a la semana para recoger. Si no siempre lo dejarás para otro día o nunca terminarás de recoger.
  • Analiza el foco del desorden. ¿Y si las hojas de papel están siempre encima de la mesa porque no tengo una carpeta donde guardarlas? ¿Y si las zapatillas están siempre en medio porque no tengo suficiente espacio para guardar todas sin que estorben? ¿Y si los bolígrafos se caen siempre al suelo porque no tengo un bote donde guardarlos?
  • Redacta una lista de tareas. Puedes hacerlo con papel o lápiz o si prefieres sacar partido a tu móvil o tablet te recomiendo las aplicaciones Any.DO o Astrid.
  • Sigue la regla del minuto: no dejes para otro rato cualquier cosa que tardes en hacer menos de un minuto.
  • Haz limpieza de vez en cuando.  Puede que el problema resida en que has acumulado demasiada ropa, que la mitad de papeles que guardas ya no te sirvan para nada o que guardas libros que nunca vas a leer o leíste una vez y te pareció tan malo que no lo volverás a leer más.  Piensa que otra persona puede aprovechar estos objetos mientras que estos podrán ser remplazados por otros que sí vas a utilizar.

¡Espero que te sean de utilidad estos pequeños trucos!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s