Finlandia

Comienza la temporada de kuivaliha

El kuivaliha vendría a ser una versión finlandesa del jamón. Porque aunque parezca mentira, el jamón no es algo tan “español”. Los noruegos también tienen su versión, llamada fenalår.

Suele estar hecho de carne de reno y es salada y secada. Tradicionalmente era un método de conservación de comida pero actualmente es considerada una delicatesem.

Al contrario que el jamón, el kuivaliha se seca en el exterior, de cara al sur para que le dé el sol. Para su realización se necesita que haya temperaturas por encima de cero durante el día y temperaturas bajo cero por la noche. Este proceso acelera el proceso de secado y evita que los insectos contaminen la carne. Dura unas dos o tres semanas.

A pesar de que cualquier tipo de carne puede ser utilizada para realizar kuivaliha, no toda la carne seca y salada tiene este nombre. Esto se debe a que el nombre de kuivaliha es motivo de orgullo nacional.

Solo algunas partes pueden ser utilizadas para su preparación. La carne de músculo denso es la mejor.

«En Finlandia van a la biblioteca como nosotros al bar»

Cuando mi madre me leyó este titular lo primero que se me vino a la cabeza fue “seguro que es otro estereotipo”. No sé si alguno os acordaréis de la fiebre por la educación finlandesa que hubo hace unos años. Mientras que los medios de comunicación exaltaba sus bondades con entrevistas a estudiantes, las páginas webs españoles resaltaban el alto índice de suicidios que tenían.

Pues resulta que no es un estereotipo. Aunque lo de que van a la biblioteca como nosotros al bar es un poco exagerado.

Como los que mejor saben como funciona el país son sus propios habitantes, les conté a mis dos finlandeses favoritos acerca del artículo.

IMG_0166

En España la educación no es una prioridad nacional, creo que nunca lo ha sido y mi sueño es que algún día lo sea

Amén a eso. Totalmente de acuerdo.

Y han construido un sistema educativo que busca la calidad y la equidad, valores que están en los españoles”

En Finlandia, a ningún estudiante se le ocurre que su padre o el maestro le diga como estudiar o qué debe hacer”

Tanto como Niko como Jaakko están de acuerdo. Según el primero, no aprendió a leer hasta que no entró en la escuela primaria.

Pero en Finlandia son raros, valoran mucho al maestro”

Y no solo en Finlandia. Un amigo mío alemán cuyos padres son profesora de física y ginecólogo que su madre cobraba unos mil euros más que su padre.

No se pueden extrapolar sistemas. Igual que un olivo no puede crecer en Finlandia, no podemos copiar un ecosistema, aquí no viviría. Y nuestra sociedad, con todos sus defectos, tiene valores buenísimos; una capacidad de emoción y una inteligencia social que ya querrían en Finlandia”

Aunque hay excepciones, es cierto que los nórdicos, especialmente en Finlandia tienen la mentalidad de guardarse las emociones. Y a esto se debe la fama de borrachos que tienen en Finlandia. Gran parte de los suicidios y asesinatos son fruto de una explosión de emociones producida por el alcohol. Por lo general es un país bastante libre de violencia.

España tiene un largo camino por delante, pero no todo son cosas buenas. Debemos trabajar en conservar lo bueno y cambiar aquellas cosas que afectan a la calidad de la educación de millones de niños.

Las leyes encandinavas no escritas.

Que la cultura nórdica es muy distinta a la nuestra es sabido por todos. Que ambas partes tienen ideas equivocadas los unos de los otros, también. Ni todos los españoles bailamos flamenco y dormimos siesta ni todos los nórdicos son fríos y cuadriculados.

La ley de Jante (o Janteloven en danés y noruego) es un conjunto de 10 normas que explican un modelo de conducta adecuado para ser aceptado en la sociedad. Si bien no todos siguen este modelo, está mucho más extendido que en países más al sur (cof cof España).

  1. No pienses que tú eres especial.
  2. No pienses que tú estás a la misma altura que nosotros.
  3. No pienses que tú eres más listo que nosotros.
  4. No pienses que eres mejor que nosotros.
  5. No pienses que sabes más que nosotros.
  6. No pienses que eres más importante que nosotros.
  7. No pienses que eres bueno en nada.
  8. No te rías de nosotros.
  9. No pienses que preocupas a alguien.
  10. No pienses que tú puedes enseñarnos algo.

Y una extra: No creas que existe nada que no sepamos ya sobre ti.

Fuente: Wikipedia

 

 

Las enfermedades genéticas en Finlandia.

Tercer post consecutivo sobre Finlandia. Parece mentira que en 18 días vaya a estar en Noruega.

Según parece las enfermedades genéticas son comunes en personas con ascendencia finlandesa. Esto se debe a que la endogamia era algo común en las tribus antiguas finesas. Algunas de estas enfermedades también están presentes en otros países, claro, pero son en Finlandia mucho más comunes. Hasta 40 enfermedades raras son consideradas enfermedades genéticas finlandesas.

La endogamia se produjo por la supervivencia de tan solo dos linajes ancestrales masculinos, lo que llevó a una poca variedad en el cromosoma Y. Esto ocurrió hace unos 4000 años, y todavía sus efectos son perceptibles en la actualidad.

Tan comunes son estas enfermedades que se estima que 1 de cada 5 finlandeses tiene un gen desencadenante de una de estas enfermedades y 1 de cada 500 niños nacen con enfermeades genéticas.

Algunas de estas enfermedades son la hiperplasia suprarrenal congénita, el síndrome nefrótico congénito, distrofía corneal estromal, síndrome de Meckel, la enfermedad de Salla, retinosquisis y el síndrome de Usher.

Si habéis leído el post anterior os podéis llegar a imaginar que fue Jaakko quien me habló de este tema. ¿Y cómo llegamos a hablar de este tema? Bromeando sobre que los finlandeses son mutantes. Puede que desvariemos un poco en nuestras conversaciones, no lo niego.

PD: Para que os hagáis a la idea de lo difícil que es el idioma finlandés. Una de las enfermedades de las que hablaba antes es en finlandés “autoimmuunipolyendokrinopatiakandidiaasiektodermidystrofia”. Ni él es capaz de pronunciarlo.

Fuente: Wikiepdia.

Cena nórdica

Nadie odia realmente a Finlandia. Somos como el primo raro que se sienta en la esquina durante la cena familiar. Islandia está en la otra esquina. Suecia es como el tío al que le gusta hablar de  sus logros. Noruega es como el otro primo del que todo el mundo tiene un poco de envidia porque saben que tiene dinero. Dinamarca es como el primo que quemó sus cejas por una apuesta

Y esta es la opinión de un finlandés sobre los países nórdicos más importantes. Tengo que admitir que estuve un rato riéndome al leer esto. ¿Y cómo llegamos a este punto? Le pregunté su opinión sobre otros finlandeses, como hablar con ellos.

Hasta ahora todos los finlandeses que he conocido me han dicho cosas del tipo “son estereotipos”, “no todos los finlandeses son iguales”. Pues sí que tengo mala suerte, que todos con los que he tenido el placer de hablar me ha costado sudor y lágrimas mantener una conversación.

En general fuera de España y contra más al norte el contacto físico con desconocidos no lo tienen muy asimilado. Piénsatelo dos veces antes de lanzarte a darle dos besos a cualquier nórdico. Si no te  esquivan quizás los derritas con tanta españolidad.

Podéis echarle un vistazo a la opinión de Jaakko sobre su país:

  • Si te alejas de la costa, todo el mundo es alcóholico y lleva un cuchillo encima.
  • Los países escandinavos odian a Suecia (vale, vale, no tiene mucho que ver con Finlandia, pero hablábamos de IKEA y una cosa llevó a otra…)
  • No puedo ser amable todos los días. Soy finlandés al fin y al cabo. Necesito mis días de mal humor”.
  • Es difícil mantener una conversación con un finlandés.
  • Contra más impersonal sea la conversación al principio, mejor. Hablar del tiempo es una opción.
  • Los silencios incómodos son parte de la conversación en Finlandia.
  • Las conversaciones sobre temas triviales no son comunes. Si un finlandés no tiene nada que decir, no hablará.
  • “Todos los finlandeses pensamos igual. Somos hijos de Santa.”