gourmet

Y para los amantes del queso…

Cualquier persona que me conozca bien sabe que el queso noruego es mi perdición. De eso que un kilo de este queso me lo comí en…¿menos de un mes?

Pero mudarse a Noruega y ser amante del queso no es compatible. Un poco paradoja, teniendo en cuenta que me encanta su queso.

Todo el queso exportado de fuera tiene un alto impuesto que no hace este queso apto para todos los bolsillos. Esto es bueno para el granjero, malo para el consumidor. La marca más conocida es Tine, pero hay otras como Jarlsberg, Norvegia (propiedad de Tine) o Synøve.

Os podéis imaginar que esto me puso algo triste…Entonces leí un artículo del Heraldo de Aragón que me hizo sentir un poco mejor: 6 espacios para disfrutar del queso en Zaragoza.

¡Estoy deseando probar!

Anuncios